domingo, 29 de julio de 2012

The secretary, pelicula independiente estadounidense

There is a line between work and play

between affection and obsession
bewteen pleasure and pain ...

Maggie Gyllenhaal and James Spader,
in a story of two people
who find love that works
Lee Holloway (Maggie Gyllenhaal) tiene el peor de los currículum cuando decide solicitar un empleo de secretaria en el bufete de abogados de E. Edward Grey (James Spader). Basta con decir que acaba de salir de una institución psiquiátrica y que, tan sólo un día después de volver a estar con su disfuncional familia de barrio periférico, ha recaído ya en su hábito secreto e inconfesable.

En ‘Secretary’ hay masoquismo, y sadismo, y fetichismo, y bondage, y algunas cosas más, pero no son el tema de la película, pese a todo. En realidad, lo que prevalece es el retrato a ratos atormentado, a ratos entrañable, de su carácter femenino protagonista, la inolvidable Lee Holloway, que en verdad es un gran personaje, por mucho que para interpretarlo sea necesario echarle un poco de coraje. Pero más por su complejidad que por lo, en teoría, truculento de la historia.

Película que asombra por la elegancia y la lucidez con la que trata algunos temas verdaderamente espinosos, como son la autolesión como única vía de escape a un extremo sufrimiento anímico, la necesidad de expresar los propios sentimientos por muy extraños y oscuros que estos sean, determinados gustos sexuales que incluyen la humillación y la dominación del otro, o una pasión compulsiva que deriva de una soledad casi patológica. Todo ello para, en realidad, contar una emocionante historia de amor.

Hay mucho aire de ese cine “indie” que proliferó en los años ochenta y noventa y que ahora parece amansado, inocuo. ‘Secretary’ resulta una película tremendamente divertida y adulta, que aunque emplea algunos arquetipos para indagar en fantasías sexuales habituales, no lo hace de un modo típico ni manipulador, sino sensible, sincero y también lúdico. Otros cineastas habrían cargado las tintas en el estilo, o en lo morboso, desequilibrando quizá el relato. Pero Shainberg es humilde, y quizá por ello su película vale bastante más que otras propuestas que se quedan a medio camino de todo.
Qué me gustó de la peli?: Es de esas películas extrañas, irreverentes que se tienen que ver, el juego de personajes que se desarrolla, temas escabrosos para muchos, se tratan de una manera inteligente, que inspira tolerancia, y por supuesto una buena historia de amor con mucha credibilidad en medio de esa disfuncionalidad.  Les dejo el trailer:



PREMIOS 2002:
Sundance: Premio especial del Jurado por originalidad
GÉNERO Comedia negra.
Cine independiente USA

Fuentes
wikipedia
blog de cine.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada