jueves, 28 de abril de 2011

Agua, la película



   …Las viejas tradiciones de la India dicen que las viudas
     tienen tres opciones:

     Casarse con el hermano de su esposo,
     Quemarse en llamas con su esposo muerto
     O vivir una vida de auto-negación.

Esta una película nominada a un premio Oscar en el 2005, de la directora Deepa Mehta.

Se establece durante el auge de los movimientos activistas del Dalai Lama en 1938 y explora la vida de las viudas en India.

Cuenta una intimista, tierna y dura historia de amor a orillas del río Ganges, marcada por la presencia de las viudas hindúes que viven reclutadas y condenadas a todo tipo de privaciones.

Chuyia tiene ocho años. Está en la edad en que otras niñas sólo piensan en jugar y, sin embargo, ella ya es viuda, su vida ya no vale nada.

Hasta que muera, de acuerdo con las creencias hindúes, permanecerá recluida en un ashram, una especie lóbrega de pensión parecida más a un convento, destinado a las viudas, las cuales, irónicamente tendrán de mendigar o, incluso, prostituirse para sobrevivir.


La directora y guionista india ha recurrido a este personaje para denunciar con contundencia el fundamentalismo religioso.

En la actualidad, explica Deepa Mehta, hay en India 34 millones de viudas, 11 millones de las cuales viven en ashrams en medio de una miseria absoluta.

Lo que sí ha cambiado, añade, es que los matrimonios de hombres mayores con niñas hoy están prohibidos. El drama de Chuyia, por tanto, en los tiempos que corren sigue siendo factible, con la salvedad de que la protagonista debería ser algo mayor.

***Según mi criterio, disfruté mucho el aprendizaje sobre la cultura india, sus más cuestionadas tradiciones de doble moral, aquello que no sale en los spots publicitarios de turismo de tan bello país.

¡Me encantó!  Esto es lo grandioso cuando se ve una película “no hollywoodense”, se disfrutan los echos en crudo con su detalle de matices, personajes verdaderos, sin superficialidades, prejuicios o clichés.

Agua me recuerda una película con igual dosis de crudeza que salió varios años después, Slumdog millionaire, la cual remarca la pobreza extrema, contradicciones  y el torbellino interno de desdichas y sacrificios del pueblo de la India, una historia desgarradora de desgracias inimaginables que todavía se siguen dando a diario en esta nación.



sábado, 23 de abril de 2011

11 Facts About Water in the Developing World


  • 884 million people in the world lack access to safe water supplies.
  •  3.5 million people die each year from water-related disease.
  • Almost 2 out of 3 people who need safe drinking water survive on less than $2 a day.
  • In many developing countries, women and girls walk on average over 3.5 miles each day to fetch water. Women often spend more than 15 hours per week gathering water. Providing access to clean water close to home can dramatically reduce a women’s workload, and free up time for educating her children and increasing her economic opportunities.
  • Every 20 seconds, a child dies from a water-related disease.
  • Diarrhea is the second leading cause of child death in the world today, and the top cause of child mortality in sub-Saharan Africa. This diarrhea is caused by poor sanitation, hygiene, or dirty drinking water.
  • More than half of all primary schools in developing countries do not have adequate water facilities and lack adequate sanitation. Water and sanitation programs in schools significantly reduce disease, increase student attendance and learning achievement, and contribute to gender equality.
  • Clean water is one aspect of improving sustainable food production in order to reduce poverty and hunger.
  • More than 80% of sewage in developing countries is discharged untreated, polluting rivers, lakes and coastal areas.
  • By 2025, the proportion of the world’s population living in water-stressed countries is set to increase by two thirds.
  • Every $1 spent on water and sanitation generates $8 as a result of saved time, increased productivity and reduced health care costs.

 
Fuentes:
ONE (Fundación de caridad creada por Bono y Ali Hewson)